lunes, 16 de marzo de 2009

NUESTRA MEMORIA

Delincuente de las templanzas, no te olvides tu saco de sueños
repartiendo recuerdos azules, sino oscuros como el tiempo
vuela por el mundo susurrando a los personajes desnudos
soplando falsas promesas, que acabarán perdidas sin rumbo.
Este eterno viaje de aludes mentales y noches de desvelos
comienza en un lecho de saber y desemboca en un duelo,
para que nuestra memoria no envejezca recluida en otro mundo
grita dignidad bien alto, antes de quedar para siempre mudo.

4 comentarios:

tuky_matt dijo...

Soy Nerea.

Lo dicho, me encanta como escribes.

Paraguas dijo...

Hombre Angel! (soy pilar, compañera de la zorra que te ha escrito antes)..

bonito texto, me gusta

Alfa dijo...

Muy bueno, tata... te estás renovando. Eso sí, lo de no ver comas me descoloca, eso es muy de Bukowski también ^^

un besoteeee

O dijo...

Breve es el aliento y ahogada la palabra. El tiempo y el espacio, ajenos. ¡Sueños!